Nuestra Historia

Un edificio del SXVII cuya construcción original fue destinada a bodega fue el ingrediente que inspiró el nacimiento de La Cueva de Doña Isabela en 1998, en la localidad riojalteña de Casalarreina. El propietario y gerente Jorge Blanco, procedente del mundo de la hostelería, encontró en este entorno el escenario adecuado para dar molde a un proyecto de restauración en búsqueda continua de la excelencia.

La llegada en 1999 del navarro Nicolás Fuentes a la cocina fue el impulso necesario para construir una propuesta de gastronomía con raíces riojanas que busca la máxima expresividad de las materias primas tradicionales, respetando su lenguaje.

La filosofía de la cocina de Nico y la filosofía de servicio al cliente de Jorge conectaron y crearon así un tándem perfecto. A él se sumaría en 2001,como jefe de sala, el conquense Félix Guijarro. La Cueva de Doña Isabela inicia a partir de entonces una transformación progresiva para mejorar sus servicios, un esfuerzo que fue reconocido en 2005 con la Q de Calidad Turística Española. La calceatense Yolanda Mata se une al equipo en 2005 para ejercer la administración y la gestión de la calidad.

La Cueva de Doña Isabela, desde este momento empezó un proceso de mejora continua en sus instalaciones, así como en la formación continuada de sus diversos empleados. En 2009  La Cueva de Doña Isabela decide invertir en I+d y crea un vino dulce a partir de uva sobremadura. “Postremus”, nuestro vino dulce, marida con los postres existentes en el restaurante y se produce unicamente los años en los que la cosecha recibe la calificación de “Excelente”.

Durante todo este tiempo, La Cueva de Doña Isabela ha adecuado su carta a las tendencias gastronómicas dominantes, gracias a lo cual ha podido estar presente en medios de comunicación locales y regionales, así como participar en jornadas gastronómicas de reconocido prestigio y ser galardonado con diversos premios culinarios.

La Cueva de Doña Isabela se convierte así en el sueño gastronómico de un equipo que aboga por la fusión de la buena cocina con el buen servicio.

1998

Un edificio del SXVII cuya construcción original fue destinada a bodega fue el ingrediente que inspiró el nacimiento de La Cueva de Doña Isabela en 1998, en la localidad riojalteña de Casalarreina. El propietario y gerente Jorge Blanco, procedente del mundo de la hostelería, encontró en este entorno el escenario adecuado para dar molde a un proyecto de restauración en búsqueda continua de la excelencia.

1999

La llegada en 1999 del navarro Nicolás Fuentes a la cocina fue el impulso necesario para construir una propuesta de gastronomía con raíces riojanas que busca la máxima expresividad de las materias primas tradicionales, respetando su lenguaje.

2001

La filosofía de la cocina de Nico y la filosofía de servicio al cliente de Jorge conectaron y crearon así un tándem perfecto. A él se sumaría en 2001,como jefe de sala, el conquense Félix Guijarro.

2005

La Cueva de Doña Isabela inicia a partir de entonces una transformación progresiva para mejorar sus servicios, un esfuerzo que fue reconocido en 2005 con la Q de Calidad Turística Española. La calceatense Yolanda Mata se une al equipo en 2005 para ejercer la administración y la gestión de la calidad.

2009

La Cueva de Doña Isabela empieza su andadura en I+d creando un vino dulce a partir de uva sobremadura denominado Postremus.

2012

La Cueva de Doña Isabela de Casalarreina crea el Club Gastronómico ‘Doña Isabela, a cucharadas…’, que ofrece una serie de servicios y lo convierten en un espacio social único, punto de encuentro y referente social que pone a disposición del público el bagaje adquirido durante sus años de trayectoria profesional.

2014

La Cueva de Doña Isabela da un paso adelante y crea un área de Responsabilidad Social Corporativa en el cuál abre sus puertas al publico aportando y difundiendo la cultura gastronómica Creando acciones formativas para las personas y los niños de la localidad.

La Cueva de Doña Isabela se convierte así en el sueño gastronómico de un equipo que aboga por la fusión de la buena cocina con el buen servicio.

Translate »